estatuasvivientes.com.

estatuasvivientes.com.

Cómo crear tu propio disfraz de estatua viviente en casa

Cómo crear tu propio disfraz de estatua viviente en casa

¿Qué es una estatua viviente?

Antes de comenzar a explicarte cómo crear tu propio disfraz de estatua viviente en casa, debemos definir primero qué es una estatua viviente. Una estatua viviente es una persona que, mediante la inmovilidad y la actuación, logra hacerse pasar por una estatua real.

Esta forma de arte callejero ha existido por décadas y es bastante popular en muchos países alrededor del mundo. La técnica consiste en que la persona se vista y pinte a sí misma para parecerse a una estatua real y luego se quede completamente inmóvil en una posición determinada. Cuando alguien se acerca, la estatua vivo se mueve repentinamente, haciendo que el público se sobresalte y quede impresionado.

Hoy en día, hay muchas personas que han adoptado esta forma de arte como un trabajo a tiempo completo, presentándose en eventos privados, convenciones, parques, y en las calles de muchas ciudades. Si estás interesado en convertirte en una estatua viviente, sigue leyendo para descubrir cómo hacer tu propio disfraz en casa.

Materiales que necesitas

Para hacer tu propio disfraz de estatua viviente en casa, necesitarás algunos materiales. Estos son:

- Ropa: Para la mayoría de los trajes de estatua viviente, necesitarás ropa que complemente tu personaje. Si estás representando a una estatua antigua, por ejemplo, una túnica blanca y un paño de seda pueden ser una buena opción. Si estás haciendo una estatua de la libertad, necesitarás vestirte de verde y añadir algunos detalles dorados aquí y allá.
- Tela: Necesitarás tela de color blanco o beige para crear la base de tu disfraz. También necesitarás tela en los mismos colores que tu ropa para hacer tiras y detalles adicionales. Si estás creando una estatua de bronce, necesitarás tela dorada o plateada.
- Pintura: Deberás pintarte a ti mismo o a alguien más con pintura facial de color blanco para crear la apariencia de una estatua de mármol. Puedes agregar detalles adicionales a tu disfraz con pintura de color oro o plateado.
- Maquillaje: Agrega maquillaje a la persona que usará el disfraz para hacer que los ojos se vean menos pronunciados y para simular la apariencia de estar inmóvil.
- Laca para el pelo: Usando laca para el cabello, podrás mantener el cabello o la peluca en su lugar.
- Accesorios: Para lograr una apariencia más convincente, puedes agregar accesorios como sombreros, joyas, o cualquier otro objeto que pueda complementar tu personaje.

Paso a Paso

1. Elige el tamaño correcto de tela para tu disfraz. Mide la persona que lo usará de la cabeza a los pies y de hombro a hombro. Agrega unos 10 cm extras en las mangas y el dobladillo de los pantalones. Corta los trozos de tela según las medidas y cose las partes juntas para crear el disfraz.

2. Una vez que hayas cosido el disfraz, trata de probarlo. Si es necesario, recorta cualquier exceso de tela.

3. Prepara la pintura facial y aplica una capa uniforme sobre el rostro, cuello y manos. Asegúrate de que la pintura facial se haya secado antes de continuar con los siguientes pasos.

4. Agrega detalles de pintura sobre las zonas que parecen estar hechas de metal o que necesitan simular color. Asegúrate de que tu pintura esté lo suficientemente seca antes de seguir adelante con el siguiente paso.

5. Aplica el maquillaje de manera que las características del rostro se vean menos pronunciadas. Esto ayudará a que el disfraz se vea más natural.

6. Agrega cualquier accesorio que quieras que complemente tu personaje, como sombreros, joyas, guantes, bufandas, etc.

7. Aplica una capa de laca para el cabello sobre el cabello del usuario para mantenerlo en su lugar.

8. Por último, practica tu actuación. Trata de permanecer inmóvil durante largos períodos de tiempo en una posición de estatua elegida antes de que alguien se acerque. Cuando alguien se acerque lo suficiente, mueve repentinamente el brazo o la cabeza o haz un gesto facial. Asegúrate de que tus movimientos sean suaves y precisos.

Conclusión

Crear tu propio disfraz de estatua viviente puede llevarte algún tiempo y esfuerzo, pero el resultado final será impresionante. Siguiendo los pasos anteriores y utilizando los materiales correctos, podrás convertirte en una estatua viviente profesional y asombrar a tus amigos y familiares. ¡Buena suerte y diviértete!